Cualquiera que tenga una página web o otro medio de comunicación en internet debería tener una app. Esta permite conectar directamente con cada cliente, permite mandar notificaciones personificadas y así aumentar las ventas, conversiones o visitas.

Los teléfonos móviles han aumentado su cuota y ya superan al ordenador en cantidad de personas que lo usan para conectarse a internet. Las redes sociales poco a poco van disminuyendo asi que tener un respaldo de clientes online es importante.

Tener una app propia tiene mucho pros, como el control absoluto de ella. Pero también tiene algún contra, si recurrimos a servicios gratuitos de creación de aplicaciones, habrá miles de apps similares por no decir iguales a la nuestra y esto se verá afectado. Además puede que necesitemos sistemas específicos que estos servicios gratuitos no permiten añadir. Por eso para el diseño de apps recomiendo contratar a una empresa profesional y pedir un presupuesto.

Tanto si eres una empresa que busca identidad corporativa o una persona que busca crear su marca personal necesitas una aplicación. Es algo básico en tu estrategia a corto o largo plazo.

Un ejemplo es mi propia app, gracias a ella tengo más de 5.000 personas que me leen automáticamente cada vez que subo una entrada:

Si en cualquier momento tuviera la iniciativa de vender un curso online o cualquier otro servicio, podría recurrir ya a na base de clientes. Y esto por que solo se programar en Android. Por eso recomiendo contratar a una empresa, que tambien te dara soporte para Apple.