Año tras año la tecnología avanza a pasos agigantados, sorprendiendo al mundo con inventos que parecen propios de los libros de Isaac Asimov. A los que parecen sacados de